miércoles, 17 de noviembre de 2010

Termas de Río Hondo

Mi visita a las Termas de Río Hondo fue bastante atípica.



La idea era llegar, ir a información turística, buscar un lugar lindo para almorzar, después ir a alguna pileta hasta la tarde, salir a pasear por el centro y comprar recuerdos. Un plan perfecto, pero no para noviembre... y la peor de todas las ideas fue llegar apenas minutos antes de la hora del almuerzo.

Muchos comercios cerrados por no ser temporada, y todos los demás que cierran desde las 13 hasta las 18 hs. Las piletas cerradas también pero porque se habían ensuciado con un viento horrible con tierra que corrió el día anterior. Bueno, y justo era el día del empleado municipal, o sea: oficina de información turística cerrada.

Paseamos un poco por el centro, muchos, muchísimos hoteles. Me hizo acordar un poco a Mar del Plata, por eso de haber un hotel tras otro en cada cuadra... después me dijeron que muchos dueños de hoteles en Mar del Plata, son dueños de hoteles en Las Termas. Unos para la temporada de verano y otros para la temporada de invierno.

Todos los hoteles, hoteluchos, todas las casas tienen agua termal. Hay muchísima agua termal ahi, creo que son las termas más grandes y famosas de Argentina... ya en la época de los 50, o 60s no sé, mi tío bisabuelo Jaime se iba manejando desde Mendoza a Las Termas.

Almorzamos en una estación de servicios (patético jaja, pero un sandwich caliente de milanesa riquísimo), y nos fuimos a pasear por ahi al dique y al autódromo nuevo. Muy linda toda esa zona. Los santiagueños están obsesionados con las palmeras ¡han plantado palmeras en todos lados!


Me colgué y saqué muy pocas fotos :-( . A la vuelta de casualidad encontramos un negocio abierto y compramos alfajores “RUTA 9”, riquísimos!! Muy buenos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails