martes, 21 de enero de 2014

Almorzar por ahí: "El Mercadito" *arístides*


Apenas empezado el año, aproveché que una ex compañera de la facu que es chilena andaba por estos pagos para organizar una juntadita almuerzo con otras amigas de arquitectura.
Propuse ir al Mercadito ya que me habían hablado bien de ese lugar (sobre todo que "era muy bonito") y tenía ganas de conocer lugares "nuevos" (nuevo para mi porque hace rato que está). La ubicación en calle Arístides y Granaderos, en zona de restaurantes y bares en Ciudad de Mendoza nos venía cómoda a todas.



Obvio que llegué primera (siempre llego primera) y ocupé una mesa adentro, porque era un día muy caluroso y los lugares libres que quedaban en el patio eran los que tenían poca sombra.

Dejo estas otras fotos que conseguí en el blog de OFICINA 8, que es el estudio de arquitectura y diseño que les hizo la ambientación:


Todo decorado con dibujos en pizarrones.



La verdad que muy bien ambientado el lugar y re agradable para ir, juntarse con amigos y conversar largo y tendido. La atención muy buena y todos los mozos atentos y amables, pero, con la comida me llevé un chasco. No porque no fuera rica, de hecho lo era y mucho pero me quedé con hambre. Y que yo me quede con hambre es cosa rara, en general me cuesta comer un plato entero yo sola. Si bien hago 6 comidas diarias, no son muy abundantes. Y quedarme con hambre ya sea en la media mañana o en el almuerzo me resulta de lo más molesto. Y tampoco me iba a pedir otro plato más. Les dejo lo que opiné al respecto en Tripadvisor:

Lindo y rico pero poca comida.
El lugar es chiquito pero lindo. Está muy bien decorado y es cálido y acogedor. Las mozas son muy amables. Fui a almorzar con amigas y la pasamos muy bien. Yo pedí una milanesa de pollo con ensalada y la verdad que el plato me resultó chico. Sobre todo la milanesa, era ínfima. Muy muy pequeña, me quedé con hambre. Esto me pareció mal teniendo en cuenta que soy una persona que come muy poco. No entiendo que amarreteen así con la comida siendo que los platos son caros. Los platos que pidieron mis amigas no eran tan chicos pero todas comieron todo y faltó un poco. Igual estaba rica la (poca) comida.

De todas formas me quedé con la duda si no se habrán equivocado con mi plato (¿me habrán traído un menú infantil?) ya que los comentarios en general son bastante buenos. Además unos días después fuimos con marido a cenar al Mercadito, pero a otra sucursal que tienen en Chacras de Coria y quedamos de lo más satisfechos (la carta es la misma pero pedimos otros platos). Esta vez no saqué fotos a la comida, pero sí cuando fui a Chacras así que ya vendrán en otra entrada.

Saludos, buena semana!!

4 comentarios:

Jime Ji dijo...

Que cosa fea cuando uno queda con hambre! Justo anoche salimos con novio en la búsqueda de rabas, q están difíciles de conseguir x acá, y nos trajeron 1/2 porción (?) jajaja pero bueno, es lo que hay! Por lo menos nos sacamos las ganas. Creo q me cuesta ser critica cuando salgo a comer, je!!!

Ñoña dijo...

ayyy crei que habias ido al mercado!! amo ir a comer al mercado!! y dsp un ferrucio sopelsa para bajar jajaja

:O)

besooo

Juli Rossano dijo...

El lugar parece hermoso y muy creativo con las ilustraciones en los pizarrones.
Tal vez se le pueda dar una nueva oportunidad y ver si realmente sirven poca comida.
Besos!

Silvi dijo...

Hola chicas, gracias por sus comentarios!!

Le dí una nueva oportunidad al lugar, pero en otra sucursal que tienen.

Ñoña... adoro el mercado central, es muy pintoresco!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails