jueves, 1 de mayo de 2014

Salud gatuna, episodio 1.

Hace unos meses publiqué sobre el cumpleaños de mi gran amiga. En esta oportunidad quiero comentar un poco algunos temas relacionados con su salud a partir de algunas cosas que surgieron. Iba a ser una sola entrada pero resultó ser bastante así que voy a dividirla en partes.

Sam, gato con cejas

Estreñimiento y cambio en los hábitos alimenticios

Resulta que hace unas semanas, la llevé a consulta veterinaria porque noté que estaba estreñida, y de paso le comenté a la doctora que hace ya un tiempo que pide comer otras cosas. Por ejemplo, si alguien está picando carne o cortando pollo o algo en la cocina va y pide. Antes pedía sólo para jugar pero jamás comía otra cosa que no fuera alimento balanceado. Incluso los sobrecitos wiskas que le compré para tentarla y después darle el antiparásito ahí mezclado, los olisqueaba y se iba sin probarlos. Tema aparte el cómo darle el antiparasitario a un gato. Pero volviendo a lo que decía acerca del cambio en los hábitos alimentarios de mi gatita, la veterinaria me indicó hacerle análisis de sangre para ver cómo andaba de riñones, hígado, etc ya que seguramente su organismo le pedía algo que en el alimento de siempre no estaba; y le indicó un laxante suave para que fuera tomando

El laxante

El laxante que le recetaron  fue uno muy suave, que vendría a ser más bien una "lubricación" para sus intestinitos, como una vaselina digamos. Es una jalea. Me dieron una jeringa para poder dársela pero como era de suponerse, no hubo caso. Plan B y mucho mejor, untársela en el pelo. Se la puse en el costado del cuerpo y maniática como es con su higiene personal, la ingirió toda mientras se acicalaba.

Los análisis de sangre

Los análisis de sangre por suerte le salieron bien, para la edad que tiene, 12 años. Para la extracción tuve que llevarla tras 12 horas de ayuno y le sacaron sangre del cuello. Sí, DEL CUELLO. Es más fácil engancharle la vena ahí. Le raparon la zona y le extrajeron al primer pinchazo sin problema.

La dentadura felina

Durante esos días estuve muy muy atenta a su conducta, la observé de cerca. Descubrí que comía con dificultad, que le costaba levantar la comida. Cuando fuimos a una nueva consulta, se lo comenté a la veteriaria, y en ese momento le cayó la ficha y le revisó los dientes. Muchas caries, horror!!! No perdimos más tiempo y programamos la pronta extracción de sus muelas.

En la próxima entrada sobre "salud gatuna" escribiré sobre esta cirujía, los preparativos y el post operatorio. Espero que estos posteos sean de utilidad para los que tienen gatitos, para saber interpretar sus cambios de actitud por más mínimos que sean. Ellos son muy reservados con sus cosas, su naturaleza los hace ocultar sus debilidades. Yo partir de esto estoy súper atenta todo.

La fotografía que usé para ilustrar este post es de Sam, un gato con cejas que es furor en instagram.

Pásenlo lindo y ¡¡feliz día del trabajador!!

5 comentarios:

Maria Eugenia dijo...

muy útil todo lo que contás, muy efectivo el truquito de ensuciarles la piel para que tomen la medicación ...desp contanos cómo fue la cirujía, besos!! ahhh y qué gracioso ese gato con cejas! nunca visto!!

Andrea dijo...

Mi gato tiene VIH felino (lo adopte de grande y ya vino con la enfermedad) y su dentadura sufrio mucho (es uno de los sintomas ).. asi que al final tuvieron que hacerle una cirugia para extraerle todos sus dietes y muelitas excepto sus colmillitos.
Se recuperan rapidisimo de la cirugia y mi gato inclusive sigue comiendo trocitos :)

Leonora dijo...

Hola chicas!!Gracias por pasar!

Andrea, he conocido casos de gatitos con esa enfermedad. Bien cuidados hacen vida normal. Te deseo lo mejor con tu gato!

Ñoña ♡ de Encerar Pulir Lijar y despues Esmaltar ♡ dijo...

SUPER EL TRUCO DE UNTARSELO!!!
No lo sabia!!

Espero se mejore prontito!!! ♡♡ los gatis son lo mejor que nos puede suceder.

BESO

ÑOÑA

Anónimo dijo...

Hola.
Mi recomendación para cuando está constipado el gato es ofrecerle en un platito algo de aceite, el cual es un laxante natural. Creeme, intentarán probarlo y lo notarán preferible pues es más sano.
Por otro lado, sugiero que pruebes otro producto para alimentarle, porque cuando pasan los años requieren otras líneas de comida balanceada. A mí me ocurrió con mi mascota. Solía consumir cierta comida balanceada lo más bien, pero al hacerse mayor, se notó un cambio. De un día a otro, la noté desmejorada y prefería comer carne u otra cosa, y no tanto ya su comidita. Al final la cambié por una línea más adecuada a su edad (no sé qué marca utilizarás, pero para mí la Royal Canin es muy buena y tiene para cada etapa de la vida felina). El cambio fue asombroso, estaba mucho más activa, y exige más comida. Está renovada, su ánimo cambió radicalmente.
Aquí verás el producto que te menciono: http://www.royal-canin.com.ar/productos/products/nutricion-salud-para-gatos/feline-health-nutrition/indoor-7-reemplaza-a-mature-27
Espero que ya esté mejor. De todos modos, y por lo que he leído, te sugiriría que consultes con otro veterinario, pues me resulta sumamente llamativo que no te comentara las alternativas que acabo de escribirte.
Ah! algo más. No te sugiero darle de la marca que comienza con W. Si necesitas darle pedacitos de carne, es preferible que lo prepares tú a comprarlos en los paquetitos esos ya elaborados.
Un abrazo! y felicitaciones por tener una gatis tan bonita!
Lu

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails